sábado, 22 de diciembre de 2018

Cena de Navidad de ASEM: emociones asociadas

Este pasado jueves se celebró en el restaurante La Costana (Granda, Siero) la tradicional cena de Navidad que compartimos todos los años, las asociadas de ASEM BPW Spain.

Esta asociación de mujeres empresarias fue creada en el año 1996 por la empresaria Kike Gómez Haces y está presidida desde su fallecimiento, en 2010, por la también empresaria María Antonia Álvarez.

La cita en sí estaba cargada de sentido, de emociones y de expectación. 

Era una cena de Navidad, si, pero era la última de la Junta Directiva encabezada por María Antonia Álvarez, para todas nosotras: Toñi, que, por estatutos, dará paso a un proceso de elaboración de candidaturas, presentación de las mismas y elecciones, ya en el 2019.

Por ello, pienso que, las que acudimos, lo hicimos con todo nuestro corazón, para arropar a todas las que formaron parte de ese equipo de luchadoras incansables durante todos estos años (¡las admiro!) y despedirlas con todo el cariño y reconocimiento, deseándoles lo mejor y el descanso merecido.

De las treinta y una empresarias que acudimos, varias eran del equipo directivo saliente: la ya citada presidenta-coordinadora general María Antonia Álvarez; la vicepresidenta Ana Asenjo, también conocida como Ana "Tabú"; la tesorera Asunción Arnaldo "Choni" y la vocal Nieves Fernández-Tresguerres



Tras los saludos de bienvenida y la consabida formación de corrillos en el aperitivo para intercambiar impresiones, nos sentamos, y toda la Junta directiva (salvo alguna que no pudo contener la emoción) se dirigió a nosotras con sus mensajes de despedida.


Lógicamente no voy a desvelar aquí, en este blog, lo que allí se comentó, pues aunque estaba enmarcado en un ambiente de fiesta, considero que es totalmente confidencial para nosotras, y que sólo nos incumbe a las que estábamos allí, ya que el contenido de las intervenciones fue totalmente emotivo y revelador.

Sobre estas líneas, nuestra presidenta saliente, Toñi Álvarez, en su muy sentida, directa y concluyente alocución.

El resto de palabras a las asociadas fueron por parte de Ana Asenjo, Choni Arnaldo, Pili Bango y una conmovida Nieves Fdez-Tresguerres.

Tras las palabras, los aplausos, las emociones contenidas y demostradas... ¡la cena! 

Todo estupendo, especialmente, la sencilla pero sabrosa cazuelita de setas y champiñones con... ¡mejillones! Curiosa combinación, verdad? Pero a todas las asociadas que estaban a mi alrededor les encantó.

Entre ellas, la adorable Guadalupe Somovilla, no asociada, pero amiga de la socia de ASEM Mary Paz Alonso que estaba en frente de mí.
                                                                       

Y, como es habitual, para cerrar el encuentro, el tradicional intercambio de regalos de "la amiga invisible". Nosotras la celebramos de tal manera que no sabemos para quién va a ir el regalo que hemos comprado, así la sorpresa es mayor.

La animada entrega (ya todo eran risas) fue coordinada por Ana Asenjo y por Nuria Rodríguez Dorado, también muy emocionada cuando salió a dirigir el juego y a pronunciar unas palabras de despedida que no pudo terminar.

En la foto, Alicia Jorge quién, por cierto, sacó mi número, convirtiéndose, por tanto, en mi "amiga invisible" (un ramito de muérdago de venta autorizada, una genial agenda de Mr. Wonderful y un precioso foulard de estampado felino minimizado), y Nuria, en plena tarea. 

Gracias, Alicia, ¡me encantaron tus regalos!


Al finalizar la fiesta, "amiga invisible" incluida, todas las que no habíamos recibido anteriormente el delicado pañuelo de ASEM realizado en seda azul con la palabra "ASEM" en dorados y plateados, por la también asociada Marta Junco nos lo pusimos, y posamos así de felices.

Quiero pedir disculpas a mis amigas de ASEM, pero, aunque os conozco a la mayoría, no me sé el nombre de todas, y así, para no meter la pata por mi parte, os dejo la foto, por si queréis apuntármelos y los voy añadiendo.

Asimismo, como os habéis podido fijar, he evitado, en la medida de lo posible, mencionar las empresas de todas nosotras, porque así, ninguna se queda sin nombrar. Espero haberlo conseguido.


Se cierra un ciclo. Comienza, en estos días (navideños, para más I.N.R.I) previos al 2019 un compás de espera.

Presentación de candidaturas, período electoral. Nuevas caras, aunque ya conocidas, en la futura Junta Directiva. ASEM, todas, mujeres, empresarias. 

Todas hemos de mirar hacia adelante, deseando lo mismo y luchando por ello, cada una con sus armas, pero todas en el mismo bando. El objetivo es igual para todas y, por ello, el fin ha de justificar los medios, pero, aunque cada una tenga sus armas/peculiaridades a la hora de perseguir esos fines, que sean siempre los mismos: que las mujeres empresarias tengamos nuestro sitio, el que nos merecemos y nos corresponde, ese que, por ser mujeres, queramos o no, nos cuesta más conseguir. 

¡Todas a ello!. ¿Lo conseguiremos? Ojalá tengamos que dejar pronto de hacernos esta pregunta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario