jueves, 7 de febrero de 2013

Marketing on line, o tener "buen dedo" para los negocios

Con una mañana infernal, en cuanto a meteorología se refiere, y también en cuanto a actualidad nacional y local, me dirigí bien temprano al Campus del Cristo, en Oviedo, para combatir y olvidar tan penosas circustancias, asistiendo a la jornada organizada por la Cátedra Fundación Ramón Areces de Distribución Comercial y la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de Oviedo, sobre: "Estrategias de Marketing Online. Nuevos canales de distribución y comunicación de productos y servicios".

Para llegar hasta el Aula Magna de dicha facultad, aparte de haber tenido la suerte de aparcar a la primera y enfrente del edificio, tuve que sortear el pórtico y las mesas llenas de estudiantes que fumaban y, de paso, se congelaban, a eso de las 9.30 de la mañana y recorrer la cafetería, con sus tradicionales aromas matutinos de fritanga para los pinchos y café de cafetera industrial.

¡Qué recuerdos!, porque yo cursé allí la gran parte de mi carrera universitaria, ya que, del edificio de la Plaza de Feijóo, donde comencé, hoy facultad de Psicología, nos trasladaron, a medio curso, a estrenar el gélido edificio destinado a la facultad de Geografia e Historia que compartía de aquellas, espacio en el campus, con el de Económicas.

Comprobación de inscripción y búsqueda de asiento. Aún no había llegado ni la mitad de los asistentes, así que pude situarme en una buena posición.

En la inauguración y presentación de la jornada, como representante del Gobierno autonómico, Julio González Zapico, director general de Comercio y Turismo de la Consejería de Economía y Empleo, acompañado en la mesa por Manuel González, el decano de la facultad de Economía, los profesores de la Universidad de Oviedo y de la Cátedra Fundación Ramón Areces de Distribución Comercial, Eduardo Estrada Alonso, Rodolfo Vázquez y Juan A. Trespalacios y el primer ponente, Enrique Bigné, catedrático de Comercialización e Investigación de Mercados de la Universidad de Valencia.


Bigné (a la izquierda de la foto) toda una autoridad en la materia, había preparado para los asistentes un pequeño dossier con los argumentos de su charla (la última hoja iba toda escrita en inglés, seguramente reutilizada de alguna conferencia anterior), con graficos, enlaces y mensajes claros y precisos.

                                                                                 
 "Algo está cambiando a toda velocidad" aseguró mientras se refería al cambio necesario que realizó la conocidísima y longeva Enciclopedia Británica, de su edición impresa a la digital.
También mencionó a la Fundación Invisible Children y a su protagonista, el niño-soldado, Kony. Asimismo se refirió a "la gran cantidad de información y sencillez para acceder a la misma, a través de numerosas plataformas". 
Enumeró las aplicaciones Viver, Shazam, SuperTruper, etc que, entre otras, nos lo ponen todo más fácil. Según exponía, los estudiantes y los que no lo éramos, atendíamos muy interesados, pasando todos al mismo tiempo las hojas de su pequeño dossier.

                                                            
 Tras su interesante intervención, cambio de ponente y de ponencia: "Gallina Blanca: Saca el concinero que llevas dentro 3.0" impartida por Raimon Casals, consumer relationship manager en Gallina Blanca. 

Ante este cargo escrito en inglés, me pregunto: Si estamos en España y la ponencia va a ser impartida en una universidad española, ¿por qué no escriben el cargo en español para que la gente que no está "avezada" en el idioma anglosajón, comprenda exactamente a qué se dedica esa persona? 
Quizás es porque, se da por hecho que los asistentes, en su mayoría universitarios y vinculados al mundo empresarial dominan este tipo de terminología y, aunque haya asistentes que no lo dominen, pero sí que lo lleguen a comprender, no se debería arrinconar así al español, nuestra lengua de cuna.

Casals, que fue presentado por el profesor de la cátedra Fundación Ramón Areces, Luis Ignacio Álvarez, nos habló de la difusión del producto a través de las redes sociales y las equivocaciones, o no, de haber colocado en tal o cual aplicación, los productos gastronómicos de la empresa. 

Su intervención se me antojó un tanto comercial y sobrada de alusiones, cifras, logros, imágenes y promoción de los clásicos, conocidos o novedoso productos de esta marca comercial que forma parte de nuestras vidas.

Me dió la impresión de que, en algún momento, los asistentes nos revolvíamos en nuestras butacas y carraspeábamos más de la cuenta... Es el mejor "termómetro" para medir el interés, o no, que suscita quien te habla, canta, etc desde un escenario. 
Otros, los inequívocamente iniciados, avanzados y maestros en la "habilidad digital", twiteaban, o mensajeaban desde sus smartphones y tabletas, sin parar. Ellos y ellas serán los empresarios del futuro.

                                                                                  
Se refirió al "territorio receta" como objetivo de la empresa, y a la creación de postres como innovación dentro de los artículos que se ofrecen, y cerró su exposición con la intención, por parte de esta marca, de dar satisfacción al consumidor. Lo dicho, todo un spot.

 
Como plato fuerte, al que no pude quedarme, la presencia de la directora de Facebook España, Irene Cano con su intervención "El futuro del márketing social". Aunque fuera por el interés que suscita esta red social, me hubiera gustado escuchar sus palabras, pero una cita ineludible me hizo abandonar el salón de grados. 

De todas formas, en mi caso, Facebook me interesa hasta cierto punto, ya que aprovecho desde este blog para comentaros que, aunque estoy en otras plataformas sociales (Twitter, Linkedin), no tengo Facebook

Lo digo, más que nada, porque parece ser que ha habido personas que han intentado buscarme ahí y, perfil cierto, o no, hay una persona en esta red que se llama como yo, pero que su segundo apellido no es el mío: Martínez-Colubi. Para que conste.

Entre los y las asistentes, el profesor universitario, vinculado a la Cátedra Fundación Ramón Areces Javier Ballina de la Ballina, María Fernández Campomanes, ex directora del Instituto Asturiano de la Mujer, la comunicadora Camino Sofía de la Guerra, y otros muchos profesores y alumnos de la Universidad de Oviedo.


 



No hay comentarios:

Publicar un comentario