domingo, 10 de junio de 2012

El sacerdote Luis Álvarez, ya eternamente feliz al lado de la Santina

Recibo la triste y sorprendente noticia del fallecimiento, ayer sábado, de mi ex colaborador rafiofónico, el sacerdote Luis Álvarez

Hace ya algún tiempo, mi también ex colaborador Alberto Hevia Claverol, me hizo una pregunta que no se me olvida: "¿Te acuerdas de la época en la que todavía no se moría nadie?" 

No es la primera vez que escribo un post en mi blog sobre alguien que se ha muerto. Sólo lo hago sobre las personas que fallecen y a las que, por algún motivo, o varios, las tengo en mi corazón afectivo o profesional, y en mi libro de memoria.

Éste es Luis Álvarez quien, con sus 72 años nos ha dejado. 
Si existe ese más allá por el que muchos apuestan como un espacio de esperanza, será bien seguro que ya estará dándole la mano a la Santina, a quién adoraba. No en vano Luis fue uno de los impulsores del denominado "Foro Covadonga". Aún conservo un álbum de cromos adhesivos que él me regaló en una de sus visitas a las tertulias de la radio. Era un auténtico devoto de Nuestra Señora de Covadonga.

Conocí a Luis hace muchos años, cuando yo trabajaba en Radio Asturias. Ahora mismo no recuerdo el motivo, sin duda periodístico, quizás con la venida de Juan Pablo II a Asturias, en cuya visita Luis tuvo gran responsabilidad pues nos hablaba de sus espacios de tiempo al lado del Pontífice. 
Quizás fuera cuando se presentó el Nuevo Catecismo, allá a principios de los noventa y le invité, como sacerdote dialogante y maestro en catequésis, para compartir tertulia con una chica que representaba a la corriente agnóstica.

Luis fue uno de esos colaboradores-amigos a quién seguí llamando para las tertulias que, semanalmente, organizaba en Radio Vetusta. O para opinar sobre cualquier tema religioso. Era el "asesor católico" de la tertulia.

Su voz pausada, su finísima ironía, sus intervenciones ante el micrófono, mesuradas y precisas, hacían de su presencia un pilar complementario al variopinto mosaico de opiniones que ofrecían el resto de contertulios y contertulias.

Ahora ya no va a estar para siempre.

En la foto que os ofrezco bajo estas líneas, alguna de las que conservo de él, Luis Álvarez aparece con otros contertulios, con su chaqueta marrón y su jersey verde. 
Esta imagen fue tomada en febrero de 1999, en los estudios de Radio Vetusta.
En ella aparece también, el segundo por la izquierda, de pie, con un jersey azul, el estomatólogo Jorge Palacios, también fallecido. 
Otros de mis ex contertulios: A la izquierda, de pie: el periodista Juan de Lillo, Jorge Palacios, los arquitectos Javier Calzadilla y Emilio Llano, Luis Álvarez, el catedrático Ricardo S. Tamés y el presidente de ASETRA, Ovidio de la Roza.


                                                                           
Otra de las veces que me acompañó en la radio fue con motivo de la pre-campaña al rectorado de Vicente Gotor, con quién compartimos entrevista.


                                                                                 
 Las últimas veces que nos vimos, siempre hablábamos de tomarnos una fabada con el resto de los contertulios.
Ahora Luis,  ya descansa para siempre, seguro que feliz, al lado de su Señora, la Virgen de Covadonga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario