viernes, 23 de diciembre de 2011

Días de almuerzos, cenas y buenos deseos

                                                                               
Son éstos unas jornadas en las que se amontonan encuentros, emociones, calorías y gastos. Es Navidad.
A pesar de la crisis, los colectivos, amistades y familias nos empeñamos en seguir reuniéndonos sobre una mesa, un mantel, unos cubiertos y unas viandas para compartir y celebrar, a fin de cuentas, le hecho de encontrarnos con personas que, en teoría, comparten en ese momento, lazos laborales, de intereses, amigables, o familiares.

Son circustancias que nos unen, a veces forzadas, otras, voluntarias, y para las que, en estos días anormales, les hacemos un hueco entre lo habitual de cada jornada.

A mí, en concreto, siempre me ha chirriado el término "cena de empresa". El término y, en algunos casos, el hecho propio de la celebración.
No ha sido el caso de mi primer almuerzo celebrado con mis colegas de A.P.I.T. (Asociación Profesional de Informadores Turísticos de Asturias) a la que pertenezco como guía de Turismo del Principado de Asturias que soy.

Su presidente, David Estévez, nos había convocado con anterioridad y aunque en un principio dije que sí, sin cortapisas, luego, un compromiso familiar me comprimió un tanto la cita, que pienso cumplí con holgura, dado el tiempo con el que contaba.
Finalmente pude acercarme hasta Casa Gelo, en el centro Oviedo, antigua cafetería Gala, donde compartí con mis colegas una pantagruélica comida casera y numerosos comentarios e interesantes novedades sobre el tema que nos atañe a todos y a todas.

Por cierto, de todos los socios que somos de A.P.I.T. conseguimos reunirnos los y las guías: David Estévez, ya mencionado, su mujer, la también guía Noelia López; Liliana Ausín, que vino sólo para brindar, ya que esa tarde tenía otros compromisos familiares; Begoña López Robledo, José García Rodríguez-Maribona, Enrique Escandón, Arlé Corte, Hugo Bande, Virginia Álvarez, la socia de David Estévez, Fátima Álvarez, Beatriz García, Celia Varela, ahora entregada a su nuevo negocio hostelero, y mi compañera de promoción, Gloria Lana.

                                                                                 
Ha estado bien. Un encuentro agradable y útil para ir conociendo de una manera más reposada a los que son mis compañeros "de viaje", en otra de mis facetas laborales.

                                                                               

                                                                               
                                                                               

2 comentarios:

  1. Anónimo23.12.11

    También nos acompañó a la mesa nuestra hermosa colega Celia Varela Álvarez... Habrá que repetir momentos tan entrañables.
    Saludos.
    J.M.

    ResponderEliminar
  2. El placer en esta comida, lo mismo que la lotería, estuvo muy bien repartido. Además se notó que había algo muy diferente: todos somos nuestra propia empresa y todos compartimos unas mismas ilusiones. No en todas las comidas 'de empresa' navideñas pueden decir lo mismo. Felices fiestas, compañeros!!!!
    Hugo Bande, guía local de Cudillero.

    ResponderEliminar