domingo, 5 de junio de 2011

Estoy. ¡Por supuesto!

                                                                               
Estoy aquí, aunque, como puede comprobar la gente que entra al blog, hace días que no cuelgue ningún post.
Mi nueva y apasionante actividad como Guía de Turismo del Principado de Asturias y de la Catedral de Oviedo, más mis habituales tareas periodísticas en diversas revistas, me mantienen algo alejada de este precioso espacio que quiero conservar con todo el cariño y la dedicación que me permitan todas mis actividades profesionales.
Sin duda, aunque guía, estoy muy pendiente también como periodista, de toda la intensa actividad política, económica y social, no sólo del Principado de Asturias, que es mucha, de curiosos matices y contrastes y muy trepidante, sino también de lo que ocurre en España, nuestro país y en todo el mundo.

El blog es un buen lugar para relajarse y compartir los hechos y acontecimientos más cercanos que he vivido con quiénes entran a leer lo que aquí se publica, pero requiere un tiempo: recopilación de datos, narración, colgar las fotos, etc...

A no ser que se escriba por rellenar y cumplir el expediente. No es mi caso.

A mí me gusta hacer de mis post, pequeñas crónicas de las cosas que vivo. Últimamente, muchas y muy variadas. De algunas se puede contar algo, de otras, por motivos profesionales, no se debe contar nada.
Como muestra de mis periplos como guía, os dejo la alegre imagen de un "desayuno" contundente, a base de productos ibéricos y muy de la tierra de Castilla-La Mancha, con uno de los grupos a los que últimamente he tenido el placer de guiar.
Una gente muy especial ¡y muy viajada!

Pero, aunque no me extienda más: Estoy. Con los ojos dirigidos a todo lo que me rodea, escenario en el que se reflejan las inquietudes, conveniencias, sorpresas y novedades que se están preparando en la capa freática que supone la actualidad.

Me apasiona la vida y los devenires, favorables o no, que en ella se desarrollan.

En mi mente, siempre el deseo de encontrar un hueco para seguir plasmando mis impresiones en mi querido blog. ¡Faltaría más!

                                                                              
                                                                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario