viernes, 25 de marzo de 2011

El nuevo HUCA, una interesante visita.. breve...como de médico

                                                                           
Otro de los equipamientos para el Principado de Asturias que va cobrando presencia y vida es el nuevo HUCA que ya destaca reluciente en el paisaje urbano de Oviedo.

Tuve la ocasión de acompañar a mi compañera y gran guía, la veterana Begoña López Robledo, encargada de una de las visitas guiadas por las instalaciones, aún en obras que, junto con otras y otros colegas guías de Turismo oficiales del Principado de Asturias dedicaron buena parte de las mañanas y las tardes de los fines de semana de varios meses atrás, a explicar a los visitantes previamente inscritos, paso a paso, la configuración, dotaciones, instalaciones, y diversas fases, etc, del que va a ser nuestro nuevo hospital, parece ser que abierto al público a partir del 2012 (que está ahí al lado).

En la página web del HUCA existía la posibilidad de inscribirse en los grupos de personas que deseaban visitar lo que será el nuevo hospital. A la hora indicada, un autocar, en el que se visionaba un vídeo informativo sobre el nuevo equipamiento hospitalario, acercaba al grupo hasta la caseta de obra, al pie del HUCA donde, pertrechados de chaleco y casco, comenzaba un buen paseo de unas dos horas, entre cables, obreros, y dependencias ya bastante avanzadas que los asistentes observaban con admiración y curiosidad.

No seré yo quién os describa los tres cuerpos de los que está formado el coloso sanitario-universitario, os remito más bien a http://www.hca.es/ página oficial del nuevo complejo hospitalario.

Lo que sí que os ofrezco, son algunas fotografías de mi cosecha, publicadas con la debida autorización.
Aquel día recorrimos inmensos halls, salas de reuniones, cromáticos pasillos, algún modernísimo quirófano y alguna luminosa y confortable habitación, dotadas todas de conexión a internet y sofisticadas pantallas informativas, todo ello conexionado por la más moderna tecnología y realizado en materiales creados y destinados a las necesidades del personal sanitario y pacientes, adecuados para el siglo XXI que se distancian infinitamente, por razones obvias, de los que ahora conocemos en las instalaciones del Hospital Central y de la Residencia, pero que aún resultan magníficamente válidos.
La frase más repetida entre el grupo era: "Es impresionante, pero ojalá sólo tengamos que venir aquí a lo mínimo, o a visitar a algún familiar con alguna dolencia sin importancia!"





 
                                                                             

No hay comentarios:

Publicar un comentario