martes, 7 de septiembre de 2010

Víctor Garrido en la Sala Borrón

                     
Familiares, Guillermo Martínez (INJUVE) y Víctor Garrido en Borrón

                          Amigos y amigas de Víctor Garrido

Nieto del fotógrafo luarqués Julián Gudín y técnico superior en Imagen por la Escuela de Comunicación, Imagen y Sonido CEV de Madrid, el valdesano Víctor Garrido Gudín (Luarca, Valdés 1979) expone en la Sala Borrón hasta el próximo 25 de septiembre, como artista seleccionado en el Programa “Culturaquí 2009” del Instituto Asturiano de la Juventud. Como "fotografía documental” define su obra el propio Garrido ante las imágenes de “Shangai: Lost Identity”, la muestra de “la exaltación de los logros capitalistas y la marginación de los individuos que han ayudado a construirlos. Poder y abandono…” según sus propias palabras recogidas en el díptico promocional de la muestra de la que hablé en La Lupa de La Voz de Asturias y que está comisariada por el licenciado en Historia del Arte, Antonio Alonso de la Torre que me resaltaba la impresión en plotter y las cubiertas por metacrilato, en vez de cristal. “Sin retoques ni flashes” me señalaba, según las explicaciones del fotógrafo, el responsable de la Obra Social y Cultural de Cajastur y patrocinadora de la muestra, José Vega, que junto con el artista, el comisario y el director del INJUVE Guillermo Martínez, recorría la sala escuchando casi en petit comité los detalles de cada una de las instantáneas. A ellos se les sumaron las responsables de la instalación Mª José Baragaño y Margarita Llamas. Borrón se llenó de “gente guapa” que seguía al artista amigo y a las personalidades en silencio, esforzándose en arrancar alguna frase audible entre las pronunciadas por el tímido artista que no se dirigía al público, sino que lo hacía para el selecto grupo que le acompañaba. El artista, que ya visitó Shangai en cuatro ocasiones, recibió en la jornada inaugurativa a sus padres: Julia (también fotógrafa) que no dejaba de captar instantáneas del ambiente, y Mario, su hermana Cristina y su sobrina Clara, y muchos de sus amigos y amigas, asturianos o madrileños, compañeros de lugar de residencia actual, de los de toda la vida, y de nacimiento, como la editora de vídeo Marta Suárez, la prima de ésta Lucía Gayo, Juanra González y su novia Ana González, el primo de ésta, Jorge G. Lastra, María Alonso, los también madrileños Alberto Medina y su novia Alicia Landeira; Julián Lorenzo, Vanesa Arbiza, y el guapo Francisco Arce, Arantxa Gómez y sus amigas María Viejo y Lucía Grueso; el abogado asturiano con bufete en Shangai, Javier P. Bendaña, y colegas artistas como Santiago Lara. Las fotografías, de un gran realismo, muestran, según la madre de Garrido “la visión personal de lo que tiene delante”. El contraste entre el mobbing inmobiliario y las reliquias históricas de la China tradicional. Solares vacíos frente a gigantescas torres, amenazantes grúas sobrevolando callejones apartados. Los ojos de Víctor Garrido han sabido encontrar la lost identity de Shangai.