sábado, 11 de septiembre de 2010

Adolfo Manzano: el jardín, tránsito de la vida

Estuve el jueves en la galería de Guillermina Caicoya para hacer la crónica La Lupa que podéis leer en La Voz de Asturias, sobre la inauguración de la exposición de Adlofo Manzano. Su obra, una serie de ingenios elaborados con madera de pino recién cortada y que aromatizaba el ambiente, recoge una serie de ideas que transcurren en un jardín. Ideas como los sentimientos, sonidos o sensaciones de la vida propia: la pérdida de la ilusión, lo efímero del arte, mensajes unidos a la obra... Se puede visitar hasta el 19 de octubre y dejarse llevar por el correr sin fin del agua en el balde, o el canto artificial de un bonito pájaro tallado en el taller que dirige hace años y en el que enseña a alumnos y a alumnas que no son, precisamente jóvenes estudiantes de Arte, sino profesionales o jubilados que acuden con enorme interés y fidelidad desde hace años.
Con las puertas recién abiertas de la sala, el artista y la galerista recibieron la visita de la consejera de Cultura, Mercedes Rodríguez y del viceconsejero Jorge F. León que estuvieron todo el tiempo acompañados de un persistente Cuco Suárez en las tareas de guía artístico de la obra de su amigo.
En la foto, servidora con mi compañero de La Voz, el fotógrafo Pablo Lorenzana, una foto hecha por nuestro también compañero Jesús, fotógrafo del periódico El Comercio, quién, aparte de excelente persona y profesional, gusta de hacer este tipo de bromitas. No sé bien qué le parecerá a Pablo verse con esta expresión de susto, seguro que le hace tanta gracia como a mí porque el momento está captado tal cual.

No hay comentarios:

Publicar un comentario